7 Consejos para Decidir Deudas

Todos hemos afrontados deudas, por eso organizar de forma coherente tus financias para saldar deudas es una información significativa. Pero no todos sabemos cómo hacerlo.

Por esa razón, en este artículo, te presentamos 7 consejos para decidir deudas. Estos consejos te ayudarán a entender tu situación financiera, desarrollar un plan de pago y alcanzar tus metas.

Conceptos básicos 

Una deuda es una obligación que se ha contraído con un tercero y que se tiene que satisfacer, siendo más específico, es obligación de pagar cierta cantidad de dinero. Depende de las características de la deuda su clasificación, por ejemplo según su tamaño; grande o pequeña. Según su fecha de vencimiento; a corto, mediano o largo plazo. Según las condiciones en las que se adquirieron y con quien se adquirió la deuda; puede ser una deuda comercial, tributaria, inmobiliaria entre otras.

Las deudas pueden ser una carga pesada para las finanzas personales. Pueden causar estrés, ansiedad y dificultades para alcanzar objetivos financieros. Sin embargo, con una planificación y gestión adecuada, es posible salir de deudas y mejorar tu situación financiera.

  1. Haz un presupuesto

El primer paso para decidir deudas es comprender tu situación financiera actual, para ello, es necesario hacer un presupuesto. Un presupuesto es un registro de tus ingresos y gastos. Te ayudará a ver dónde está tu dinero y dónde puedes hacer recortes. 

Para hacer un presupuesto, comienza por recopilar toda la información sobre tus ingresos y gastos. Debes incluir tus ingresos salariales, ingresos de inversiones, bonificaciones especiales, beneficios salariales, entre otros. También incluye todos tus gastos, como servicios básicos (agua, energía eléctrica, gas, internet) vivienda, transporte, educación, comida, recreación, otros. 

Una vez que tengas toda la información, puedes comenzar a clasificar tus ingresos y gastos. Puedes agrupar tus ingresos por tipo, como salario, beneficios, entre otros. También puedes agrupar tus gastos por categoría, como vivienda, transporte, comida, servicios, otros. Al clasificar tus ingresos y gastos, podrás ver dónde está tu dinero. 

También podrás identificar las áreas donde puedes hacer ajustes al presupuesto y decidir si es necesario adquirir una nueva deuda, lo importante es saber si te permite satisfacer una necesidad puntual.

  1. Identifica tus deudas

Una vez que tengas un presupuesto, es hora de identificar tus deudas. Esto incluye todas las deudas que debes, como tarjetas de crédito, préstamos bancarios, préstamos para automóviles, entre otros. Para identificar tus deudas, escribe una lista de todas las deudas que tienes. 

Incluye el tipo de deuda, la cantidad que debes, la tasa de interés y el saldo restante. Con esta información, podrás comprender mejor la magnitud de tu deuda y cómo afecta tu situación financiera, también tendrás un amplio conocimiento de tu capacidad de endeudamiento.

  1. Determina tus objetivos

Determinar tus objetivos te ayudará a desarrollar un plan de pago efectivo. Es por ello que debes hacerte las siguientes preguntas; ¿Qué quieres lograr con tu plan de pago de deudas? ¿Quieres pagar todas tus deudas en un plazo determinado? ¿Quieres reducir tus pagos mensuales? Al resolver estas interrogantes podrás identificar tu actual situación financiera, el comportamiento de tu economía familiar y los niveles de riesgos que se presentan.

  1. Elige una estrategia de pago

Hay muchas estrategias que pueden ser utilizadas para lograr el objetivo deseado que es cancelar las obligaciones adquiridas con terceros. En este artículo se hará referencia a dos estrategias utilizadas para el pago de deudas: el método de avalancha y el método de la bola de nieve.

Método de avalancha

El método de avalancha consiste en pagar primero las deudas con las tasas de interés más altas. Esto te ayudará a ahorrar dinero en intereses a largo plazo.

Método de la bola de nieve

El método de la bola de nieve consiste en pagar primero las deudas más pequeñas, independientemente de la tasa de interés. Esto te ayudará a ganar impulso y motivación a medida que vayas pagando tus deudas, también te permitirá ir disminuyendo la cantidad de deudas adquiridas, sin importar si estas son de mayor compromiso, es decir sin importar el monto de la deuda.

  1. Haz un plan de pago

Una vez que hayas elegido una estrategia de pago, es hora de desarrollar un plan de pago. Pero el plan de pago tiene en si mismo una organización necesaria, en este sentido un plan de pago debe incluir los siguientes elementos:

– La cantidad de dinero que puedes destinar al pago de deudas cada mes. Para esto debes revisar tus ingresos y gastos fijos.

– El orden en el que pagarás tus deudas. Según la estrategia que tengas planteada.

– La fecha en la que esperas pagar cada deuda.

Tu plan de pago debe ser realista y alcanzable. Si estableces objetivos demasiado ambiciosos, es probable que te desanimes y abandones tu plan.

  1. Sé disciplinado

Pagar deudas requiere disciplina. Debes ser constante con tus pagos y evitar gastar dinero en cosas innecesarias. También es importante que seas paciente. Lleva tiempo pagar las deudas, especialmente si tienes una deuda considerable.

  1. Busca ayuda profesional

Si tienes problemas para pagar tus deudas, puede ser útil buscar ayuda profesional. Un consejero financiero puede ayudarte a desarrollar un plan de pago personalizado y ayudarte a mantenerte motivado.

Es importante, no caer en manos de vendedores de humo, personas sin experiencia que no te asesoren adecuadamente, por eso es recomendable que el profesional que busque tenga los conocimientos, la experiencia y la ética necesaria.

Consejos adicionales

A parte de estos 7 consejos existen algunas sugerencias adicionales que puedes tomar en cuenta. Entre ellas destacan:

– Considera la posibilidad de consolidar tus deudas. Consolidar deudas significa combinar varias deudas en una sola deuda. Esto puede simplificar tu pago de deudas y ayudarte a ahorrar dinero en intereses.

– Considera la posibilidad de negociar con tus acreedores. Si estás teniendo dificultades para pagar tus deudas, puedes intentar negociar con tus acreedores para reducir tus pagos o la tasa de interés.

Consideraciones generales

Decidir deudas puede ser un desafío, pero es posible con una planificación y gestión adecuadas. Al seguir estos consejos, podrás salir de deudas y mejorar tu situación financiera.

Si consideras que esta información es útil no dudes en divulgarla en tus redes sociales, de esa manera puedes ayudar a otras personas a afrontar las deudas de forma organizada.